MÉTODO DE PREPARACIÓN PARA EL GALLERO OCUPADO

MÉTODO DE PREPARACIÓN PARA EL GALLERO OCUPADO

Por: Observador
Mi propósito al escribir este método de preparación es el de tratar de brindarle al aficionado que no puede pasarse atendiendo sus gallos todo el día, la oportunidad de prepararlos para que le hagan un buen papel en la valla. Si usted tiene un método mejor, o uno que le está dando buenos resultados con el tipo de gallo que tiene, no lo cambie. Hay una gran cantidad de métodos de preparación que son buenos, pero la clave es encontrar uno que se acomode a la vida cotidiana del gallero y que funcione con el tipo de gallos que maneja. Hoy en día hay que tener buenos gallos para poder ganar en cualquier nivel de competencia que se participe. También es sumamente importante que el tipo de gallo que vaya a manejar sea de su agrado, sin darle mucho énfasis a los nombres de las supuestas líneas. La preparación no va a hacer que el gallo corte o peque con más fuerza, ya que si esas cualidades no las heredan de sus padres, no existe ningún método de postura que se las pueda proporcionar. Lo más que puede lograr el que los entrena es presentarlos en el palenque, saludable, con buen tono muscular, sin gordura, con resistencia al cansancio y en punta. Durante la selección de los gallos a entrenarse, hay que prestarle mucha atención al estado de salud de los mismos y solo seleccionar gallos sanos, robustos, vigorosos, y libres de parásitos externos e internos. Hay que seleccionar los que estén cerca de su peso ideal para el combate y los más alertas.
El Alimento Es una mezcla en iguales proporciones de Maíz entero, Scratch (mezcla de maíz quebrado, trigo, cebada y avena), Concentrado con 22% de proteína, Comida para palomas mensajeras, un Huevo cocido machacado (sin la cáscara) para cada 4 gallos, y Leche de Mantequilla (Low-Fat Buttermilk) para humedecer la comida a razón de una cucharadita esparcida sobre la porción de comida de cada gallo. La comida con el huevo y la leche se les da en tazas (no sobre el piso). La cantidad de comida por lo general es a razón de 1 ½ a 2 onzas, dos veces por día (desayuno y cena) dependiendo de cada gallo. Hay unos que requieren más comida que otros de acuerdo a su metabolismo.
Los Ejercicios El único ejercicio forzado que se le dará el gallo son “Voladas”, porque es el ejercicio que más asemeja la actividad física natural que realiza durante el combate. El resto de su ejercitamiento lo hará el solo, a lo natural en los voladeros y las otras jaulas en que será colocado. Para volar al gallo hay que colocarlo sobre una mesa livianamente acolchonada poniéndole ambas manos en su espalda y tirándolo suavemente hacia arriba con un movimiento de las muñecas que lo hagan tirar las patas hacia adelante, de la misma forma que las tira cuando combate. Las Jaulas Para cada gallo que se va a entrenar se necesita un voladero de por lo menos 4 pies de ancho por 8 pies de largo, y más o menos 6 pies de alto, al igual que un cajón dormitorio de unos 2 pies cuadrados con ventilación adecuada. Al piso del voladero hay que ponerle unas 6 pulgadas de pasto seco o algún otro material para que el gallo rasque. También se necesitan varias jaulas de alambre redondas y cuadradas, al igual que calzas para mover los gallos durante los fines de semana o cuando el tiempo lo permita. Si es posible, estas jaulas y calzas se deben colocar sobre pasto verde o grama. El Agua Hay que mantenerles agua fresca y abundante todo el tiempo. No se deben limitar a 4 o 5 sorbos ya que ellos saben que cantidad de agua requieren sus cuerpos mejor que el entrenador.
La Preparación Suponiendo que la jugada es en dos semanas, el día sábado, empezando el sábado por la mañana dos semanas antes de la jugada se escoge los gallos y se topan sin desayunarlos. Para el tope se pican bien y se sueltan primeramente a 2 pies de distancia, separándolos inmediatamente después que hagan contacto. La segunda soltada se hace a 4 pies y la tercera a 6 pies de distancia entre los gallos, dejándolos que golpeen solamente en la quebrada y levantándolos de inmediato para que no se hagan daño. Los topes de selección deben de haberse hecho tiempos antes de comenzar este periodo de preparación.
Concluido el tope, se desparasitan (interna y externamente), se recortan las espuelas y se pesan para cerciorarse que puedan participar en el derby. Generalmente los pesos para derbis oscilan entre las 4 libras 2 onzas y las 6 libras 2 onzas. También se les da una inyección de algún antibiótico de amplio espectro y se colocan en los voladeros con un buen antibiótico en el agua de bebida por unos 3 días. Antes de darles cena a los gallos hay que manejarlos y colocarlos en los cajones dormitorios donde recibirán su alimento. A la mezcla del alimento que se les dará en sus tazas se le puede agregar una multivitamínico en polvo o liquida a gusto del preparador. Domingo: No se desayunan los gallos pero se les da cena como el día anterior. Durante este día se mueven periódicamente de los voladeros, a las otras jaulas y a las calzas. Lunes: Hay que procurar trabajar los gallos a la misma hora mañana y tarde. En la mañana se les dan 15 voladas y luego se colocan en los voladeros donde se les tira su desayuno de solo la mezcla de granos y concentrado sobre el pasto del piso para que rasquen. Por la tarde se les dan 15 voladas y se les da su cena en tazas en su cajón dormitorio (con el huevo, la leche y sus vitaminas en la mezcla alimenticia).
Martes: Se sigue la misma rutina del día anterior pero aumentando las voladas a 20.
Miércoles: Se sigue la misma rutina del día anterior pero aumentando las voladas a 25.
Jueves: Se sigue la misma rutina del día anterior con 25 voladas. Viernes: Se sigue la misma rutina del día anterior pero aumentando las voladas a 30. Sábado: Los gallos no se trabajan en la mañana, pero se desayunan en los voladeros. Cada dos horas se mueven de las jaulas redondas a la cuadradas y luego a la calzas. Hay que colocar gallinas en algunas de estas jaulas para que cada gallo tenga la oportunidad de estar con una hembra durante su rotación. Por la tarde hay que topar los gallos de igual manera que al comienzo de la preparación antes de darles su cena en los cajones dormitorios. Domingo: Se sigue la misma rutina del sábado, pero en vez de topar los gallos por la tarde se les dan 30 voladas.
Lunes: Volvemos a la misma rutina del Lunes anterior pero aumentando a 40 voladas.
Martes: Se sigue la misma rutina del día anterior disminuyendo a 30 voladas.
Miércoles: Se sigue la misma rutina del día anterior disminuyendo a 25 voladas. Por la tarde, en lugar de las voladas se les da un tope ligero soltándolos de 4 y 6 pies de distancia entre ellos. Hay que manejarlos en cuanto hagan contacto para que no se lastimen.
Jueves: Se sigue la misma rutina del martes disminuyendo a 20 voladas. Viernes: No se trabajan los gallos porque es el día de descanso. Se disminuye por 1/3 la cantidad de comida que se les da y se dejan en el cajón dormitorio para que descansen. Por la tarde se sacan a rascar por una hora antes de darles su cena y no se le echa la leche a la comida de la cena. Sábado: Día del Derby. Hay que viajar los gallos para que puedan descansar un mínimo dos horas por cada hora de viaje y hay que mantener oscuro el cuarto donde se alojan los gallos en la gallera. Para concluir les quiero comentar que es buena idea usar un radio durante la preparación para acostumbrar a los gallos a que oigan bulla. No fumen ni permitan que se fume alrededor de los gallos. La preparación de gallos requiere sentido común, un poco de lógica y experiencia, no hay ningún misterio ni secreto para hacerlo. Pienso que con algunos cambios, este método de preparación se puede utilizar para preparar gallos para lidiar con diferentes armas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copy this code

and paste it here *