La Capacidad Mental del Gallo

Por: Observador

Las supersticiones de 100 años atrás persisten hoy en día en nuestro deporte aun cuando científicamente se han comprobado falsas.

En tiempos de antaño los gallos se desarrollaban a campo libre en fincas de pequeños productores agrícolas que brindaban un buen espacio de terreno o un territorio para él y sus hembras. El propósito de este desarrollo en libertad era para que el gallo desarrollara en su máximo, su capacidad física y su capacidad MENTAL. La creencia que un pollo o un gallo se debilita al pisar una gallina es la causa por la cual muchos gallos pierden o se huyen a la hora del combate.

Un pollo no desarrollara su coraje al máximo si nunca ha estado con hembras. Con los alimentos y medicamentos modernos es fácil obtener una buena condición física, pero para lograr una buena condición mental, los machos tienen que estar con hembras. Estudios científicos recientes han descubierto que el macho pelea para proteger su territorio y no necesariamente a sus hembras. Esta es probablemente la razón por la cual muchos galleros comenten el grave error de no ponerles hembras a sus machos.

Existen dos tipos de gallos: los que pelean lo suficiente solamente para defenderse del ataque del oponente, y los que pelean bravos y sin piedad con la determinación de destruir al contrincante. Todos sabemos (o deberíamos saber) que es mucho pedirle a un pollo de menos de 11 meses de edad que rinda como un gallo macizo, mucho menos cuando no se les ha permitido estar con hembras.

Recientemente jugué un pollo de 10 meses que al verlo en casa de mi gallero durante su preparación note que no estaba con hembras. Cuando le pregunte a mi gallero que porque no le ponía hembra al pollo me dijo que era porque lo iba a debilitar. El día del combate, en las primeras dos soltadas de su pelea mi pollo destrozo a su contrincante…… y luego se corrió. En estas últimas 6 semanas, en 3 estados diferentes, muchos de los pollos que he visto jugar estaban muy jóvenes y solo pelearon para defenderse del ataque del oponente. No hubo muchos huidos, pero se daban por vencidos sin razón aparente alguna, y al sentirse cortados dejaban de pelear. La buena condición mental acarrea igual importancia que la buena condición física.

Déjanos tus comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copy this code

and paste it here *