Gallos Navajeros

Gallos Navajeros

Por Observador:
La evolución natural de la sociedad humana ha venido acarreando consigo el lógico evolucionar de sus costumbres y entretenimientos. Partiendo desde algo tan sencillo como la necesidad del hombre de contar sus crónicas por escrito (en la actualidad ya no escribimos más a tinta y papel) hemos llegado al punto de cambiar el espíritu de los deportes y convertirlo en una verdadera batalla de táctica e inteligencia.
El juego de gallos por su parte siendo una costumbre fuertemente arraigada en las sociedades de un centenar de nuestros países no podía quedar al margen de estos cambios y poco a poco se fue transformando la pasión natural por el combate de nuestros gallos en un arte, al punto de idear dietas especiales para la preparación ante la lucha, preparación que incluye una serie de ejercicios de acuerdo al arma de cada ave, etc. De modo que nos hemos encargado de cambiar todo el concepto de criador y preparador de gallos.
La verdadera crianza del ave de combate dejo de estar en el patio de la casa y ha pasado a ser objeto de estudio. El criador de gallos en nuestros días debe ser más cauteloso con los gallos que seleccione para la cruza y estudiar (que realmente es nuevo) los diferentes tipos de armas y determinar qué tipo de gallo va a usarlas y lo más importante: que aporte genético saludable puede darle determinada línea o variedad a sus propias aves y de esa manera tener mejores recursos para competir en su área y con sus condiciones climáticas. Aunque suene demasiado científico lo cierto es que esto se ha estado haciendo de manera empírica. Los primeros factores comúnmente utilizados en la selección de los padrotes después de determinar el tipo de arma y el tipo de gallo a utilizar se podrían señalar en forma general como los siguientes:
Agresividad y coraje en el combate- Que lo definiríamos como el comportamiento del ave antes, durante y al final del combate. La forma en que el gallo responda ante las heridas se vuelve un factor clave siendo los individuos a buscar los que aún a punto de morir buscan al oponente. Una manera de probar el coraje de un gallo puede ser esta; el día siguiente a la pelea mostrarle otro gallo y observar la agresividad del gallo, así evaluaremos su coraje. Si aún herido es capaz de buscar la riña independientemente de su tipo de raza nos demuestra un gran valor.
Capacidad de corte- Entendiendo como corte la letalidad de cada golpe en este caso es importante evaluar el tiempo que emplea el ave para herir y matar a su oponente, descartando a las aves que tienden a golpear mucho sin cortar lo suficiente.
Actitud ante el contrario- Lo importante es la forma de reacción del gallo ante el rival, este debe de ser suficientemente agresivo para atacar primero (el responder a la agresión tardíamente constituye una desventaja) y saber contra-atacar, los contragolpes, actitudes que serían ideales para perpetuarse a través de los genes.
Estructura morfológica fuerte- Debemos recordar que el ave será sometida a una lucha intensa y para poder resistir al ataque contrario debe de poseer una estructura ósea fuerte, una alta capacidad pulmonar, musculoso y bien emplumado. Esto no sólo se logra genéticamente sino también con un manejo nutricional serio y responsable, empezando desde la concepción misma del combatiente. Una apariencia delicada como en muchos de nuestros gallos de tipo bankivoide no tiene que restar fortaleza.
Armonía en sus formas- El gallo debe de ser proporcional en altura y peso, si este resulta ser muy pequeño tendríamos desventajas ante rivales altos, si fuese demasiado largo de patas nos arriesgaríamos a que el animal no tenga el balance corporal adecuado para una pelea larga, por eso lo ideal sería tener animales armónicos con buenos reflejos, coordinación en sus movimientos de ataque y defensa, flexibilidad y destreza en la pelea y que estas características se hereden.
Estas cualidades las podemos encontrar en los gallos que jugamos en nuestras galleras, la pregunta que debemos hacernos en la actualidad es que raza o variedad será la mejor para el tipo de arma que usaremos en nuestros gallos. En la mayoría de nuestros países Latinoamericanos es muy común en nuestras galleras el tipo banquivoide por razones obvias, Latinoamérica fue conquistada por españoles, dentro de las costumbres heredadas acarreando también con sus gallos de modo que después de tantos años nosotros encontramos belleza en animales de rasgos bankivoide y muchas veces defectos en los orientales, la verdad y para ser objetivos debemos de dejar a un lado esos conceptos de belleza y juzgar la eficacia. Como decíamos al inicio de este artículo todo evoluciona y hemos constatados que las probabilidades de ganar un gallo con cruce bankivoide-oriental son mayores y que las aves genéticamente limpias salen derrotadas con mayor frecuencia ante gallos cruzados, ahora lo que debemos saber es el balance genético y así encontrar la proporción óptima que nos lleve a encontrar un ave ganadora y competitiva.
Para ello mencionaremos cualidades y desventajas que ambas razas aportarían en cruces:
GALLO BAKIVOIDE (tipo español)
Ventajas reproductivas: Son agresivos ante el medio y obviamente algunas veces por razones culturales encontramos más belleza y elegancia en estas aves. También hay mayor variedad de colores en sus diferentes tipos o lineas.
Tienen un menor costo de desarrollo y mantenimiento por lo que son de fácil manejo, su precocidad sexual permite que se puedan castar en ocasiones desde los seis meses. Las hembras son excelentes reproductoras y los machos son sexualmente muy activos.
Dentro de sus ventajas combativas podemos mencionar entre las más importantes la forma de aprovechar las distancias sea en el aire golpeando en vuelos o en tierra con excelentes reflejos en la pelea, su mejor defensa es la vista y la capacidad de esquivar haciendo buen uso de sus alas. Su agresividad hasta la muerte le da más oportunidades de ganar una pelea, excelente capacidad de corte por su forma de cerrar las cañas al golpear al contrario.
Tiene la ventaja debido a su gran agilidad y ligereza de morder o picar desde cualquier Angulo y para cualquier sitio sin escoger sus mordidas, al quedar ciegos durante el combate sus ganas de ganar y rabia hacia el contrario se crecen enormemente, tiene una gran visión combativa que lo hace ágil y esquivo ante los ataques del contrario. Su condición natural le permite un tiempo de preparación corto.
Desventajas: Animales altamente nerviosos y propensos al stress, si la pelea se alarga su sistema respiratorio lo pone en desventaja al compararlo con los orientales que tienen mejor oxigenación. Son animales de poca musculatura, mayor plumaje y volumen visceral, altamente susceptibles a enfermedades durante su desarrollo y por ende con una tasa de mortalidad más alta. Su excesivo coraje a veces se puede tornar desventaja al arriesgarse demasiado en la pelea sin medir consecuencias. No poseen gran resistencia ante las heridas, aunque esto siempre dependerá del arma a usar. Dentro de las características físicas del gallo español o Bankivoide encontramos los siguientes rasgos:
Cabeza.- Pequeña y en forma de reptil.
Pico: Corto, fuerte, ligeramente curvo y parecido al del gorrión.
Ojos. Grandes, vivos y desafiadores, mirada centellante y vivaz.
Cresta.- Simple o de rosa, pero siempre pequeña.
Barbillas.- Pequeñas.
Orejillas.- Pequeñas.
Cuello.- Muy largo, fuerte, bien curvado y cubierto por una golilla larga y abundante que se extiende sobre los hombros, a los que envuelve por completo.
Alas.- Muy largas y fuertes, cubriendo los muslos y cruzándose por detrás bajo la cola.
Dorso.- Moderadamente alargado, estrechándose hacia atrás.
Pecho.- Ancho y muy desarrollado.
Cola.- Larga y ahorquillada; llevada muy baja.
Muslos.- Fuertes y bien separados.
Tarsos.- Finos y de mediana longitud, con espolón muy desarrollado y colocado bastante bajo.
Dedos.- En número de cuatro, cortos, fuertes y bien separados; el posterior muy bajo, que se apoya en el suelo.
Porte.- Esbelto y en forma de faisán, aspecto arrogante y valiente.
La siguiente descripción de plumaje se refiere al color típico del combatiente Español, aclarando que existen una gran variedad de colores, entre los más frecuentes podemos mencionar: Colorados, Cenizos, Giros Plateados, Giros Dorados, Pintos, Jabados o Búlicos, Anaranjados, Amarillos, Canelos, Melados, Blancos, Negros, Gallinos y Reculos con características propias de su color o variedad.
PLUMAJE DEL GALLO.-
Cabeza.- Anaranjado fuerte.
Cola.- Negro brillante.
Frente del cuello.- Anaranjado oscuro.
Alas.- Rojas con reflejos.
Dorso y silla.- Colorado.
Pecho.- Negro Brillante.
Cuerpo.- Negro.
Muslos.- Negros.
Subcolor.- Marrón grisáceo.
Plumón.- Negro grisáceo.
En la hembra la cola está un poco abierta y muchas veces forma línea seguida con el dorso. Las demás características son semejantes al macho salvo las modificaciones propias del sexo. El plumaje de la gallina varía como en los gallos y el tipo correspondiente de gallina al gallo expuesto anteriormente sería la COLORADA con la cola negra. El color de las patas puede variar entre amarillo, verde o gris pizarra.
GALLOS ORIENTALES
Ventajas reproductivas: Las hembras son excelentes madres y pueden cuidar de sus crías por un período de hasta tres meses, son aves bastantes dóciles y fáciles de manejar, tienden a la monogamia. Tienen un actitud bien agresiva ante las enfermedades, con una baja tasa de mortalidad, debido a su madurez tardía se facilita el criarlos en grupos.
Ventajas combativas: Animales que gracias a su papada muy desarrollada tienen excelente oxigenación lo que le permite poseer una actitud infatigable durante el combate. Tienden a ser defensivos, su lucha es cuerpo a cuerpo encima del contrario muchas veces cargando su cuerpo en el oponente, con posiciones laterales cierran espacios en la pelea, usando el cuello para dominar al otro haciendo de su pico y de su cuello un arma más, aves de cuerpo espigado, casi vertical y de gran peso. Poseen una fuerza mayor a la de otro gallo del mismo peso de diferente raza, siendo capaces en ocasiones de partirle los huesos al contrario. Gallos de gran musculatura y poderosa estructura ósea con menor peso inútil en relación al plumaje y las vísceras, son aves muy compactas. Siendo los asiles más compactos que los shamos. Gran resistencia ante las heridas y el castigo capaces de pelear por varias horas. Desventajas: Animales de mucho peso lo que nos limita su aprovechamiento ya que los gallos que pueblan nuestras galleras no son de tanto peso. El costo de desarrollo y mantenimiento son altos pues tienden a la gula, su dieta debe ser controlada.
Se debe ser paciente con ellos y esperar su madurez completa ya que pueden huir si se les hace pelear antes de tiempo, malos rematadores cuando tienen al oponente en el piso, al usar mucho su defensa atacan poco lo que resulta en peleas más largas y muchas veces aburridas. Las hembras son malas ponedoras y difíciles de aparear por su carácter dominante. Dentro de sus características físicas sin hablar de algún oriental en específico, se distinguen por la cabeza corta, fuerte, angulosa, de cráneo ancho y bastante plano, la piel en general bastante gruesa, más acentuada en la cara y cuello, la barbilla es ancha y caída lo que le permite mejor respiración cuando esta agitado, pico corto, muy grueso y curvo; la cresta, corta, pero muy dura, de guisantes o pava, extensa y de tejidos fino; los ojos grandes y hundidos; las orejillas o copales muy pequeños, casi inexistentes; la nuca, ancha y fuerte; el cuello musculoso y duro de igual grueso de arriba a abajo, algo curvo por arriba; el tronco, corto, ancho, de plumaje corto, pero con carne extraordinariamente firme; los hombros, muy anchos; el abdomen encogido; el arranque de la cola, firme; el pecho alto, pero bastante plano, siempre descubierto de plumas; el dorso, corto y recto, no abovedado, caído, adelgazado desde los anchos hombros hacia atrás, las alas cortas, redondeadas, altas muy separadas en los hombros; la cola corta estrecha, de plumas duras, caídas y en el gallo, de hoces estrechas, cortas y puntiagudas, y finalmente las patas, altas y bajas dependiendo de la variedad de oriental, de muslos musculosos, de plumaje corto y muy apartados; tarsos bastante cortos, muy fuertes, de escamas lisas, con fuertes y gruesos espolones en el gallo, dedos vigorosos y muy ensanchados y bien planos sobre el suelo. Mantienen la típica mirada del ave de presa o rapiña, la personalidad entre los orientales sean shamos o asiles es muy similar, temperamento tranquilo que nos facilita su manejo al entrenarlos.
Los aportes de una raza en el cruce no se centraran en la condición física a heredar solamente. La mentalidad del gallo como combatiente será tomada en cuenta, por ejemplo los orientales son defensivos y de mayor resistencia cardiovascular, el bankivoide o tipo español de mayor agresividad y mejores reflejos. Analizando entonces nuestras necesidades, las cualidades y defectos de estas aves, las formas y tipos de armas que se utilicen en nuestra región podremos encontrar opciones para mejorar nuestras crías.

Déjanos tus comentarios

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copy this code

and paste it here *