El Colera Aviar

El cólera aviar es una enfermedad contagiosa de los pollos y pavos como así también de otras
aves. La provoca una bacteria llamada Pasteurelta multocida. En su forma aguda, el cólera
aviar ataca todo el cuerpo, afecta a gran cantidad de aves y la mortandad es elevada. En su
forma sobreaguda, provoca la muerte súbita de aves de apariencia sana y es tan rápida
cuando toma esta forma que el avicultor puede no notar aves enfermas y tener como única
evidencia la mortandad. El cólera aviar adopta también la forma crónica en la que la
enfermedad se localiza, provocando inflamación en la cara y barbillones en los pollos. Los
barbullones suelen ponerse de un color rojo vinoso y estar calientes al tacto. En los pavos, la
cabeza toma una coloración que va del azul oscuro al púrpura y el aspecto general es ojeroso y
macilento. Los machos tienen el moco inflamado. El cólera aviar no se presenta por lo general
en los pollos jóvenes, pero suele aparecer temprano en los pavos.
Transmisión. Los deshechos físicos de las aves portadoras de la infección, contaminan el
suelo, alimento y agua, infectando así a pollos y pavos sanos. La enfermedad también se
propaga cuando las aves sanas picotean cadáveres de aves que padecían de cólera. Los
insectos y aves silvestres también transmiten la enfermedad. El brote se presenta normalmente
de 4 a 9 días después de contraída la infección.
Síntomas. En la forma aguda, gran parte de las aves del lote se tornan indiferentes al mismo
tiempo, negándose a comer o beber y perdiendo carne rápidamente. Puede haber diarreas y
una marcada caída de la producción. Aparte del oscurecimiento de la cabeza, las articulaciones
de los dedos y de las patas se inflaman, puede haber parálisis de las patas. Las aves que han
estado afectadas durante periodos prolongados, tienen dificultad para respirar. La enfermedad
se propaga lentamente. Los sintonías de las formas sobreaguda y crónica del cólera aviar ya
han sido descritos en el primer párrafo.

Lesiones. A pesar de que la forma sobreaguda del cólera da muy pocas o casi ninguna lesión
en las necropsias de aves afectadas por formas menos agudas, se notan indicios de la
enfermedad tales como hemorragias puntiformes sobre el corazón, hígado, pro ventrículo,
molleja e intestino. Con frecuencia aparecen vetas claras sumadas a las pequeñas
hemorragias y puntos necróticos grisáceos en el hígado (este último es el órgano de
“diagnóstico”). En los lotes en postura afectados, se ve a través de toda la cavidad del cuerpo
un material caseoso proveniente de la yema rota de aspecto similar al de una yema de huevo
cocido. Esta lesión comúnmente va acompañada de olor fétido. La neumonía es un hallazgo
típico en pavos. Se aconseja recurrir al laboratorio, para obtener un diagnóstico exacto.
Prevención, Control y Tratamiento. La prevención del cólera es una cuestión de sanidad y
resistencia. Cambiar los campos de cría eliminando los terrenos con desagües deficientes.
Usar equipo sanitario en comederos y bebederos. Deshacerse pronto de los cadáveres.
Limpiar y desinfectar las instalaciones y el equipo y poner bastidores con alambre tejido para
mantener alejadas a las aves.
Un buen programa de vacunación incluye el uso de una vacuna conteniendo varios serotipos
de la bacteria. Se podrá obtener un mejor control de la enfermedad si se revacuna. Pueden
usarse bacterinas inyectables o vacunas vivas orales.
El tratamiento con antibióticos, en especial sulfas y tetraciclinas, reducirán la mortalidad
durante un brote. Las vitaminas y electrolitos son útiles como medida de apoyogallina_hecha_con_cascaras_de_huevo

Déjanos tus comentarios

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copy this code

and paste it here *